Con las empresas cerradas y la imposibilidad de entregar presencialmente el currículo, las redes sociales se han convertido en una herramienta fundamental para acercarse a las empresas que ofrecen puestos de trabajo

Una opción muy interesante es recurrir a nuestra Red de Contactos en Redes Sociales y en especial a Linkedin, una red social especializada en conectar perfiles profesionales cuyo logaritmo, explican los expertos, cree profundamente en la teoría de los seis grados, que dice que es posible conectar a cualquier persona del mundo con otra sin superar nunca los seis grados de parentesco. En la práctica, esto significa que Linkedin premia con visibilidad a los usuarios audaces, capaces de entablar vínculos significativos.

Deberemos hacer una análisis de qué tipo de trabajo buscamos e investigar a las empresas que necesitan ese perfil profesional, en toda empresa hay un Reclutador o encargado de RRHH responsable de la búsqueda de nuevos talentos

Localizado un receptor interesante, lo apropiado es contactarlo con un mensaje conciso, individualizado y sincero, sin miedo a reconocer que se está desempleado. Solo pueden pasar dos cosas: que nos rechacen, lo que solo significa que no están buscando a nadie de nuestro perfil en este momento,  o que nos acepten, lo que quiere decir que está abierto a escuchar más sobre nosotros. Para terminar de convencer a los responsables de recursos humanos, pocos elementos más relevantes en Linkedin que un blog. Al igual que otras redes sociales como Facebook, esta reserva también un espacio de cada perfil para que cada uno escriba lo que considere.

No te desanimes y aprovecha este pequeño parón para prepararte para cuando la actividad comercial se reanude.

Puedes ampliar con el artículo Publicado el 09-04-2020 en Cinco Días